Periodismo segun Szpolski


Una revoluci贸n necesita medios

Hace 204 a帽os, una revoluci贸n popular entendi贸 la necesidad de contar con un medio para transmitir sus ideas. desde ese d铆a, esa revoluci贸n tuvo marchas y retrocesos.

Muchos morenos fueron asesinados y desaparecidos para que las ideas de igualdad, justicia social y libertad que defend铆an se ahogaran en el mar de la intolerancia y la prepotencia. Tambi茅n es cierto que muchos morenos triunfaron y le mostraron a este noble pueblo el camino hacia la conquista y ampliaci贸n de sus derechos.

Sin medios y sin periodistas, las revoluciones carecen de los espacios imprescindibles para contar las verdaderas contradicciones que conforman el tejido social y desenmascarar las historias oficiales que realifican las cosas, dando por cierto y seguro lo que es pasible de desvanecerse en el aire.

El periodismo como escriban铆a de una historia en la que los poderosos lo son porque un orden natural e incuestionable as铆 lo impone da帽a la 茅tica de esta profesi贸n.

La Gazeta cont贸 la historia desde el lugar de los que no ten铆an voz. Le dio sentido a un proceso hist贸rico, empoder贸 a los revolucionarios con el m谩s preciado de los bienes, las ideas.

La espada, la voz y la palabra caminaron juntos en el decir del legado sarmientino. La espada est谩 hoy desterrada para siempre del modo en que los argentinos procesamos nuestras diferencias en democracia.

La voz y la palabra a煤n deben dar pelea para no transformarse en ruido. decir no es lo mismo que gritar y conversar no es igual a demoler por linchamiento medi谩tico. Los argumentos ad hominem que atacan a las personas y no a sus ideas intentan ocultar un discurso que pretende perpetuar en las mismas manos la riqueza y los beneficios del crecimiento colectivo.

Por eso mi m谩s profundo reconocimiento a todos los periodistas que con su esfuerzo hacen posible la continuidad de nuestros medios y nos permiten seguir trabajando por la ideas que la revoluci贸n de moreno, Castelli y Belgrano impuls贸 en los albores de la patria. Feliz d铆a del periodista.
Por Se帽ales. Extracto de Tiempo Argentino

Publicar un comentario

Art铆culo Anterior Art铆culo Siguiente