Verbitsky analiza los spots para el mundial


Horacio Verbitsky analiza los spots de presidencia para el mundial de f煤tbol

Con el pase a las semifinales, el equipo argentino jugar谩 por primera vez desde 1990 los siete partidos del campeonato mundial de f煤tbol. Esto asegura el inter茅s en la transmisi贸n por los espacios de la televisi贸n estatal, que por primera vez comprendieron los partidos de todos los equipos en forma gratuita.

Este es un momento apropiado para intentar una evaluaci贸n de esos programas.

La publicidad comercial y el lenguaje patriotero y rampl贸n con que empresas transnacionales se presentan en todos los pa铆ses como la quintaesencia de la nacionalidad quedaron confinados esta vez a los canales de gesti贸n privada.

En cambio, las transmisiones de la TVP, con las audiencias m谩s numerosas que se recuerden, fueron aprovechadas para comunicar mensajes de inter茅s p煤blico, aunque su estilo irrite a algunos sectores sociales.

Con una l铆nea general com煤n, coordinada por la Secretar铆a de Comunicaci贸n P煤blica, cada emisor agreg贸 su propia impronta. Esta diversidad cubre un amplio arco, que va de lo 贸ptimo a lo abominable.

La camiseta
El mejor aviso fue realizado por el Programa Nacional de Rescate y Acompa帽amiento a las Personas Damnificadas por el Delito de Trata, con la participaci贸n t茅cnica del programa de la Jefatura de Gabinete Memoria en Movimiento. En un bar de R铆o de Janeiro, un grupo de j贸venes argentinos cantan y beben. Uno de ellos dice: Muchachos, me ofrecieron unas chicas para festejar. Lejos de celebrarlo, el resto lo mira con desprecio. Un locutor informa que en los grandes eventos deportivos miles de mujeres y ni帽as son captadas para ser sometidas a explotaci贸n sexual y exhorta: No manches la camiseta.

 Golazo
Otra serie muy estimable fue la de anuncios breves de la Administraci贸n Nacional de la Seguridad Social, Anses. Cada uno menciona alguna de las pol铆ticas realizadas, como la extensi贸n de la cobertura previsional, la Asignaci贸n Universal por Hijo o la distribuci贸n de netbooks en las escuelas.

Las im谩genes muestran a pibes en un potrero, a un abuelo jugando a la pelota con su nieto, a chicos en la escuela con sus compus. Con la leyenda Golazo, una voz tranquila, que no parece profesional, dice: ¿Y si festejamos con la misma pasi贸n todo lo que conseguimos como argentinos?. Sin referencias partidarias ni personales, esos avisos exponen con mesura medidas que benefician a millones de personas.

El coso de arriba
En la misma l铆nea de sencillez y sobriedad pueden mencionarse los avisos de la Televisi贸n Digital Abierta, TDA. Uno de ellos est谩 filmado en Loma Blanca, Jujuy, una comunidad aborigen a 4200 metros de altura sobre el nivel del mar, con apenas 360 habitantes que viven de una ganader铆a y agricultura de autosubsistencia y que hasta el a帽o pasado para comunicarse deb铆an viajar 135 kil贸metros.

En una escuela que es tambi茅n albergue y comedor, sus 74 alumnos ven el primer partido de la Argentina en una pantalla gigante. Dos de esos pibes narran: Bajan un equipo, tela que es, prenden el coso de arriba que apunta la luz, enchufan en un deco, le ponen el deco en el canal, va arriba, el de arriba alumbra y ya da el f煤tbol, dice uno. El otro completa: Se ve铆an jugadores m谩s grandes y se ve铆a m谩s lindo. La gente aplaud铆a y aplaud铆a, silbaba, algunos cantaban. Se emocionaba la gente.

Una leyenda dice 6 millones de argentinos en todos los rincones el pa铆s disfrutan el mundial gratis y en HD por la Televisi贸n Digital Abierta. Un segundo aviso muestra a una pareja muy joven. El pibe dice que desde que tienen la TDA ahorran 3000 pesos por a帽o. La chica responde que ve el mundial en alta calidad. Pura informaci贸n, sobre algunos de los cambios ocurridos en los 煤ltimos a帽os.

Algo para festejar
En un tono m谩s estridente y en la voz de dos relatores de f煤tbol que narran supuestos partidos, otra serie de avisos de la Presidencia expone algunos programas del Gobierno. El relato deportivo de un gol se superpone con im谩genes sobre la recuperaci贸n de Aerol铆neas Argentinas, la creaci贸n de puestos de trabajo en la industria, la entrega de netbooks en las escuelas, la inversi贸n educativa, la repatriaci贸n de investigadores y cient铆ficos, la moratoria previsional. El festejo del gol es ilustrado con una joven familia que llega a su nueva casa reci茅n terminada; una muchacha que recibe su t铆tulo universitario en una de las nueve universidades nuevas y un joven que obtiene su primer empleo.

Garganta tr茅mula
La serie descarrila en un spot de casi dos minutos, con un locutor tr茅mulo que va subiendo el tono hasta la exasperaci贸n. Dice que el Mundial no lo gana un jugador o un equipo: lo gana un pa铆s entero. Y para ganar hay que tener un pa铆s unido, una falacia que desciende en l铆nea directa de la ret贸rica que la dictadura utiliz贸 durante el campeonato de 1978 y que se reiter贸 en los relatos insoportables del relator de los partidos argentinos.

Con un fondo musical exaltado, se enumeran logros econ贸micos y sociales de los 煤ltimos y el locutor concluye, desatado: Por eso... corramos, metamos, alentemos, gritemos. ¡Pongamos todo, que a esta Argentina no la para nadie! ¡Vamos, Argentina! ¡Que tenemos Patria!. Entre las im谩genes se ve la ceremonia en la que N茅stor Kirchner ordena bajar los cuadros de los ex dictadores Videla y Bignone y algunas de las frases del texto provienen de discursos de Cristina.

Esta pieza constituye una banalizaci贸n insoportable y un uso espurio de cosas demasiado serias. 

Nada se equipara, sin embargo, con el aviso Arenga, producido para YPF por la sucursal de la agencia estadounidense Young&Rubicam. Mientras los jugadores del equipo argentino escuchan como colimbas sumisos, una voz pregona con entonaci贸n castrense: La gloria no se encuentra, se帽ores, a la gloria se la busca. Somos un equipo, o no somos nada. Vayan afuera... y h谩gannos sentir orgullosos de haber nacido en nuestro suelo. Lo mejor y lo peor de estos a帽os se trasluce en esta campa帽a destinada a la mayor audiencia posible.
Por P谩gina 12 - Se帽ales

Publicar un comentario

Art铆culo Anterior Art铆culo Siguiente