Las Radios Publicas


La radio p煤blica en Buenos Aires, dos versiones.

Si se habla de similitudes y diferencias entre el kirchnerismo y el macrismo, tema de la nota de apertura del suplemento Viernes, un abordaje podr铆a ser a trav茅s del perfil de las dos radios p煤blicas AM que funcionan en la ciudad de Buenos Aires.

La AM 870 es la cabecera de 48 radios nacionales en el pa铆s, tres FM en la Ciudad de Buenos Aires, como RNA Rock, RNA Cl谩sica, RNA Folkl贸rica y otras en provincias.

Adem谩s, emite en onda corta al exterior en siete idiomas. Con esta estructura y unos 1.100 empleados y contratados, es el 煤nico medio de comunicaci贸n argentino con un despliegue realmente federal, seguido a distancia por la agencia estatal T茅lam, la radio cordobesa Cadena 3 y los diarios Clar铆n y La Naci贸n, que cuentan con corresponsales o colaboradores en varias localidades.

Por su parte, Radio Ciudad AM 1110, La Once Diez, tiene bajo su 贸rbita FM La 2x4 Tango y unos 250 empleados.

Como pauta, una radio de AM privada de la CABA, entre las l铆deres de audiencia, cuenta con 130 trabajadores. A diferencia de Nacional, cuyo directorio de siete miembros comprende tres sillas para la primera a la tercera minor铆as parlamentarias, las autoridades de las emisoras estatales porte帽as s贸lo obedecen al Ejecutivo local.

El titular de los medios p煤blicos de la Ciudad, Pablo Avelluto, reconoce que diversificar el directorio con integrantes de los partidos pol铆ticos y la sociedad civil es un debate pendiente, pero ello no debe significar un loteo de la programaci贸n porque conspirar铆a contra el medio p煤blico.

Un primer punto de contacto de Nacional y Ciudad ha sido en estos a帽os la inversi贸n tecnol贸gica que permite una mejor sinton铆a por aire y web.

Varias de las filiales de la emisora federal se encontraban en estado de abandono como Salta, Bariloche o Puerto Iguaz煤, situaci贸n que fue superada.

Hasta 2003, cuando asumi贸 la direcci贸n Mona Moncalvillo, la radio p煤blica tuvo el destino que tuvo el Estado argentino, el saqueo, refiere su titular desde hace cinco a帽os, Mar铆a Seoane.

En cuanto a rating, Nacional se ubica quinta, seg煤n Ibope. Si bien Radio Ciudad fue enviada en 1998 a una ubicaci贸n poco beneficiosa en el dial, durante la gesti贸n de Macri mejor贸 ostensiblemente su llegada, aunque sigue siendo deficiente.

Antes, adem谩s de padecer volantazos de programaci贸n, hab铆a logrado cierta estabilidad y relevancia en el primer Gobierno de An铆bal Ibarra, era casi inaudible.

En ese sentido, Macri, que comenz贸 su gesti贸n prometiendo cerrar el Canal de la Ciudad, al que termin贸 potenciando gracias a una ubicaci贸n privilegiada en la grilla, establecida por la ley de medios, desanduvo sus pasos en los 煤ltimos a帽os.

Corresponde hablar de un aspecto nodal: el pluralismo de la programaci贸n. La Ley de Servicios de Comunicaci贸n Audiovisual establece la obligaci贸n de que Radio Nacional y Canal 7 promuevan y respeten el pluralismo pol铆tico, religioso, social, cultural y 茅tnico.

En tanto, Avelluto, que asumi贸 este a帽o con una grilla ya definida, asume para su gesti贸n que un medio p煤blico no puede ser gubernamental, tiene que responder a la diversidad porque lo paga la gente con el ABL.

En rigor, en la programaci贸n de ninguna de las dos radios p煤blicas aparece la declamada diversidad, aunque con variantes. Los conductores de Nacional, con pocas excepciones, manifiestan sinton铆a con el Gobierno nacional, que va desde apoyo distante, abierto a intercambiar opiniones con representantes o analistas de la oposici贸n, hasta una adhesi贸n exacerbada, despectiva de todo lo que suene a antikirchnerismo.

La coincidencia con este proceso hist贸rico se escucha seguido en AM 870, am茅n de que el humor, bien o mal logrado, tiene destinatarios predilectos Clar铆n, Macri y la Sociedad Rural.

Por un lado, Seoane explica que la gesti贸n de la emisora respeta lo estipulado en el art铆culo 121 de la LSDCA con la expresa instrucci贸n de que sean entrevistadas voces de las minor铆as parlamentarias, sin ning煤n tipo de limitaci贸n, m谩s all谩 de nuestra obligaci贸n de transmitir la posici贸n de quien gestiona la administraci贸n del Estado. 
Por Viernes de 脕mbito Financiero - Se帽ales

Publicar un comentario

Art铆culo Anterior Art铆culo Siguiente